Si hablamos del guardarropa masculino, podemos decir con seguridad que es siempre, o casi siempre, más pequeño que el de las mujeres. Y es que para los hombres, generalmente, su armario no suele tener una gran cantidad de prendas que no use. 

Sin embargo esto no quiere decir que esté completo, hay piezas esenciales que no pueden faltar en el armario de un hombre. Prendas básicas que son ideales para tener un look versátil para distintos tipos de ocasiones.

Pantalón vaquero

El pantalón vaquero es considerado la prenda de vestir que democratizó la moda. Esto es debido que empezó a ser utilizado por todas las clases sociales y distribuidos por todo tipo de diseñadores. 

El jeans se puede utilizar tanto de manera informal como formal y combina de forma excelente tanto con camisas como con polos o sudaderas. Pocas prendas poseen tanta versatilidad, 2 o 3 pares de jeans ya sean azules u oscuros no pueden faltar en tu fondo de armario.

Camisas 

No pueden faltar dentro del vestuario masculino. Las camisas, según su corte y color pueden usarse tanto de manera formal como informal. Por ejemplo, la camisa blanca es ideal para eventos formales en los que necesites verte elegante. Las camisas negras también son una excelente opción.

Para situaciones más casuales, las camisas de colores pálidos son las más adecuadas sin por ello perder estilo y elegancia.

Camiseta Polo

Un elemento clásico de la vestimenta masculina. Creada en 1933 por René Lacoste, esta prenda informal tiene la particularidad de no perder elegancia ni estilo y darle un aire moderno y cool a cualquier hombre.

Jersey de cuello redondo

Esta tipo de prenda es ideal para usarse en cualquier día del año, ya que es una de las más versátiles. Puede usarse tanto con camisa, camiseta o polo y siempre queda bien con unos jeans. Preferiblemente debe ser de un color neutro o azul marino, ya que combina con todo y puede usarse de manera formal o informal.

Trajes

La prenda formal por excelencia. Prohibida su ausencia en tu armario. Los trajes negros, grises o azul oscuro son ideales ya que otorgan un aire de elegancia y buena presencia.

Es importante que tengas al menos dos de diferente color y siempre es preferible que estén hechos a medida por un sastre, lo que mejora considerablemente el porte y la presencia.

Camisetas / sudaderas

¿Existe acaso una prenda más cómoda? y no estamos hablando solo para estar en casa o salir a practicar deporte. La camiseta es la prenda más utilizada en todo look descontracturado y juvenil. 

Si te mantienes en la línea de los colores neutros, descubrirás que combinan muy bien con una sudadera o un jersey, y los clásicos vaqueros. Además no se utiliza únicamente en situaciones informales.

Pantalones casuales

También conocidos como pantalones chino, esta prenda se encuentra entre lo formal e informal como alternativa a los jeans. El modelo clásico de color beige combina con mucha naturalidad tanto con camisa como con polo, otorgando un estilo muy moderno y sport.

Pantalones de algodón

Ya sea para hacer deporte, estar en casa o realizar algún trabajo físico, estos pantalones, tanto en su versión larga como corta, son ideales por su elasticidad y comodidad. Tal vez no sean los más elegantes, pero ciertamente nada le sentará más confortable a tus piernas.

Abrigos 

No puede faltar en tu armario una variedad de abrigos para los meses de frío. Según precise la situación, un abrigo de lana y una gabardina no pueden faltar para ocasiones de todo tipo. Así como camperas o buzos de algodón como opción más sport.

Calzado

Indispensables varios pares de zapatos negros o marrones para cualquier ocasión formal. Además combinan tanto con jean, pantalón chino o de vestir. Recuerda que la calidad de los zapatos, son una marca de elegancia.

Zapatillas deportivas

No pueden faltar para la vida cotidiana. Es sin dudas el calzado más cómodo para nuestros pies y cada vez son más aceptados. De hecho, la variedad de estilos, diseños y colores disponibles, supera los de cualquier otra prenda.

Accesorios

Dentro de nuestra vestimenta, hay pequeños detalles que aportan la diferencia, especialmente en el ambiente formal. Por eso no puede faltar en nuestro armario los cinturones de diversos colores y materiales, así como un reloj analógico de estilo clásico y sofisticado.